O ser Urbano: Nos caminhos de Nuno Portas

Una muestra de la entidad de la cultura urba- nística portuguesa y de su proyección interna- cional es la exposición dedicada a Nuno Por- tas en la ciudad de Guimaraes, capital cultural europea el pasado 2012. El excelente catálo- go coordinado por el comisario, Nuno Gran- de, constituye una aportación indiscutible y exhaustiva basada en la revisión de la obra académica y profesional de una personalidad de reconocido prestigio, como demuestra el Premio Sir Patrick Abercrombie de Urbanismo concedido por la Unión Internacional de Ar- quitectos en Estambul en 2005.

En este libro bilingüe (portugués e inglés), más de 600 páginas y numerosas ilustraciones re- cogen casi 50 años del recorrido profesional de Nuno Portas (Vila Vicosa, 1934), persona- lidad múltiple y heterodoxa. Se trata de un ar- quitecto que ha producido obras de referencia –en el ámbito de la crítica cultural, de la inves- tigación, de la arquitectura y del urbanismo, de las políticas de vivienda– en las últimas décadas de nuestra historia urbana reciente.

La publicación se apoya en documentos his- tóricos, textos, libros, planes y proyectos, or- ganizados temática y cronológicamente, que dan cuenta de esa trayectoria singular. Como señala Nuno Grande, comisario de la exposi- ción y editor del libro, no se trata de un libro sobre el autor sino más bien sobre su “pen- samiento en acción”, no es tanto una muestra sobre arquitectura y urbanismo, sino sobre la idea de “urbanidad” contenida en ambas disciplinas. Los caminos recorridos por Nuno Portas se despliegan en seis capítulos, que funcionan cronológicamente y que presentan recorridos temáticos, referenciados con fra- ses suyas y enmarcados en arcos temporales específicos. Un séptimo y último “camino” se nos sugiere a través del texto que completa la publicación, firmado por el propio autor.

El primer capítulo, con el título “La arquitectu- ra para hoy: cuando los edificios moldean el espacio urbano 1957-1965”, se dedica a las primeras décadas, entre el taller, el Laborato- rio Nacional de Engenharia Civil (LNEC) y la revista Arquitectura. Como señala Alexandre Alves Costa en uno de los ensayos iniciales, los textos de Nuno Portas constituyeron las raíces de una verdadera crítica de arquitectu- ra, con la divulgación de la obra de Siza, sobre todo con el capítulo de la edición portuguesa de la Historia de la Arquitectura Moderna, de Bruno Zevi, todavía hoy una síntesis que no ha sido superada.

Un segundo bloque atiende a “La ciudad como arquitectura: cuando el espacio colecti- vo moldea los edificios 1962-1974“. En ese pe- riodo, Nuno Portas inicia un segundo camino, durante el cual se invierte, en cierto modo, su entendimiento sobre las relaciones entre ciu- dad y edificio. En su libro de 1969, A Cidadecomo Arquitectura, expone la necesidad de que el arquitecto anticipe las incertidumbres de la evolución de la “ciudad-territorio”, propo- niendo el concepto de “meta-proyecto” como posible modulador de las mutaciones urbanas en el tiempo.

“El proceso también diseña: de la participa- ción a la gestión del hábitat 1969-1989”, deja claro el camino recorrido en la cuestión del hábitat. Primero con las visitas, a través del LNEC a países donde se ensayaban expe- riencias de vivienda participada (Perú, Brasil, Marruecos), o en sus trabajos sobre Lisboa. Después, con las nuevas políticas urbanas puestas en marcha tras la Revolución de 25 de abril de 1974, cuando Nuno Portas es nombrado Secretario de Estado de Vivienda y Urbanismo. La experiencia del Servicio de Apoyo Ambulatorio Local (SAAL), a pesar de su brevedad (1974-76), dejó un legado meto- dológico importante en la cultura urbanística portuguesa, reconocido a nivel internacional.

“Nuevas políticas urbanas: el planeamiento mu- nicipal de escala variable 1978-1998”, se co- rresponde con un periodo de intensa y variada actividad. Desde su experiencia internacional en la que destaca su participación como asesor en el Plan General de Madrid (1980-83), a su im- plicación en diversos planes de ciudades por- tuguesas, en particular con su elección como concejal de urbanismo en Vila Nova de Gaia. Además, desde 1983 es profesor en la Facul- tad de Arquitectura de Oporto (FAUP), donde defiende la importancia del diseño urbano.

“La ciudad como obra abierta: entre el diseño del suelo y el proyecto urbano 1985-2008”, muestra la importancia de un camino complementario, en paralelo a su profundo inte- rés por las políticas urbanas y la gestión del territorio. Se trata de un camino vinculado al diseño de la ciudad y que se desarrolla desde el Centro de Estudios de la Facultad de Arqui- tectura (CEFA/UP). De particular importancia resulta su participación como asesor en pro- yectos de gran escala urbana, como la Expo de Lisboa de 1998 o los proyectos para el Frente Fluvial de Río de Janeiro. En todas esas experiencias, Nuno Portas fue profundizando el concepto de “proyecto urbano”, o del “pro- yecto de suelo”, como él lo denomina.

El título del sexto capítulo, “El hipertexto ur- bano: sobre la emergencia de la ciudad ex- tensiva 1983-2012”, deja ver otro camino o inquietud teórica y metodológica, atento al cambio de escala del objeto de análisis y a la complejidad urbana que esa mutación su- pone. Las investigaciones desarrolladas en el CEFA, junto a otros arquitectos y geógrafos, se centran en las nuevas formas de la “ciudad extensiva”, que sustituye la noción convencio- nal de ciudad y de área metropolitana en el entorno de Oporto y en la región noreste de Portugal, apoyándose en las nociones de An- dré Corboz o de François Ascher.

Por una serie de motivos, la originalidad de la “Escuela de Urbanismo de Oporto” todavía no ha sido suficientemente reconocida. Como dice Joâo Ferrâo en uno de los ensayos del libro, “tal vez exista un significativo efecto-sombra por parte de la Escuela de Arquitectura de Opor- to”. En cualquier caso, las reflexiones finales de Nuno Portas sobre la evolución y diversificación profesional del arquitecto que se impone en Portugal pero también en otras latitudes, resul- tan significativas: la sobrevaloración del “pro- yecto de autor” dificulta el entendimiento de las nuevas situaciones, por lo que las escuelas de arquitectura deberían abrir la formación de los arquitectos a otras disciplinas y prácticas urba- nísticas que caracterizan el ámbito proyectual contemporáneo.

Una nota final sobre algunos trabajos de Nuno Portas, con quien he tenido el placer de dialo- gar y con cuya colaboración he tenido el placer de contar en distintos episodios profesionales y académicos desde su tumultuosa aparición en la Escuela de Arquitectura de Barcelona a me- diados de los años 70, como en los cursos de doctorado de principios de los 80. Desde el Atlasde ciudades europeas (como organizador de los equipos de Lisboa y Oporto), a su participación en el seminario sobre “La ciudad dispersa” cele- brado en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (1996-98), o en la revista Perspec-tivas Urbanas, a sus visitas a la Expo de Zarago- za o el prólogo al libro sobre Exposicion es inter-nacionales y urbanismo (2006). En todas esas ocasiones, como todavía ahora cuando sigue acudiendo al Centro de Estudios de la Facultad de Arquitectura (a pesar de su jubilación oficial), Nuno Portas ha sido un referente internacional, tanto para para sus coetáneos como para quie- nes le consideramos un maestro de quien tantas cosas hemos aprendido y a quien agradecemos su creativa e incansable aportación a la cultura urbanística contemporánea.

ISSN versión impresa: 2341-0531 / ISSN versión digital: 2387-0346. Copyright © 2016 ZARCH. Todos los derechos reservados