Once palabras para acercarse al vidrio

Este escrito se centra en una de las materias que han intervenido, especialmente en los dos últimos siglos, de una forma ambigua, compleja y elusiva en la construcción de lo que Heidegger denomina “fronteras”: el vidrio. Y en cómo esas fronteras de vidrio, gracias a sus propiedades ópticas (a la interacción de la luz y la visión, con el vidrio como mediador entre ambas), contribuye a desencadenar una serie de situaciones, fenómenos y sensaciones, que desbordan el estudio del material desde un punto de vista meramente científico. Hemos elegido reflexionar sobre once palabras (fantasmagoría, extrañamiento, jerarquía, intimidad, seducción, ensimismamiento, silencio, tiempo, desmaterialización, materialización, invisibilidad) y acompañar la reflexión con una serie de fotografías y fotogramas, que nos ayudan a aproximarnos a cómo la arquitectura hace uso de algunas de las cualidades más inaprensibles de este material paradójico, derivadas del manejo de dos de sus de sus propiedades: la transparencia y la reflectancia; propiedades que en ocasiones se emplean de forma premeditada, y que otras veces se activan de forma imprevista. Para concluir que el vidrio es sólo un medio que expresa o refleja algunas de las inquietudes humanas y que éstas, exceden la naturaleza física del material.

Once palabras para acercarse al vidrio

ISSN versión impresa: 2341-0531 / ISSN versión digital: 2387-0346. Copyright © 2016 ZARCH. Todos los derechos reservados