Regeneración urbana. Propuestas para el barrio de San Pablo, Zaragoza

JAVIER MONCLÚS FRAGA (DIR.)

Regeneración urbana. Propuestas para el barrio de San Pablo, Zaragoza

Urban Regeneration. Proposals for San Pablo Neighborhood, Zaragoza

 

Zaragoza: Prensas de la Universidad de Zaragoza, 2014, 183 págs.

Idioma: castellano / inglés

 

Agustín Hernández Aja Profesor Titular  del DUyOT-UPM

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Ciudad, arquitectura y urbanismo en condición de igualdad. 

Este libro, publicado por la Universidad de Zaragoza con la colaboración de su ayuntamiento, se suma a la línea de publicaciones que la Escuela de Ingeniería y Arquitectura de la Universidad de Zaragoza ha producido desde su reciente creación. Una línea a la que se incorpora también la revista ZARCH, en la que se recoge esta reseña, y los resultados de los talleres temáticos en los que se aúna la dimensión espacial compleja, propia del urbanismo, con la de la intervención física, propia del proyecto de arquitectura. El libro resulta doblemente interesante, ya que suma una forma de entender la regeneración urbana como una articulación entre las necesidades de los ciudadanos que habitan el espacio sobre el que se actúa (el centro histórico en este caso), incluyendo la recuperación de la conexión y articulación de éste con el resto de la ciudad, con la visión morfotipológica del espacio construido sobre el que se interviene, unificando de esta forma la complejidad del análisis urbanístico  con las  capacidades de intervención espacial de la arquitectura. 

Pero lo que hace claramente singular a este libro, que contiene el resultado de los trabajos realizados por los alumnos del Máster en Arquitectura de la Escuela de Ingeniería y Arquitectura de la Universidad de Zaragoza, es que en un momento en el que se debate el futuro de la arquitectura como profesión reglada (a la que da el acceso el máster), realiza una apuesta decidida por el urbanismo. Esta apuesta de la escuela de Zaragoza resulta estimulante y abre un debate, hasta ahora no resuelto, sobre los límites de la función del arquitecto en el urbanismo, demostrando hasta qué punto es falso que solo se pueda considerar como auténtico pasaporte al ejercicio de la profesión de arquitecto la resolución de un edificio bajo la dirección exclusiva de los departamentos de proyectos arquitectónicos. Visión reduccionista que establece que el resto de saberes, hasta hoy indisolublemente ligados a la arquitectura, quedan al servicio de una visión endógena de la forma, que aparentemente ya no debería de depender de otras reglas y conocimientos (que abarcan del enclave urbano al confort interior, pasando por la propia construcción y estabilidad del edificio). Tal visión deja estos conocimientos relegados a una posición subsidiaria del proyecto arquitectónico –que se pretende independiente de ellos–, despojados de sus capacidades como generadores de formas capaces de catalizar soluciones específicas del objeto arquitectónico, restringidos al servicio de unas pretendidas cualidades que parecen solo  emanar del proyecto arquitectónico. Un enfoque en el que resulta especialmente relegada la práctica urbanística, entendida siempre como un corsé de la creatividad y nunca como una herramienta para el sustento de ésta. Parece que en algunas de las escuelas de arquitectura españolas el máster habilitante que da acceso a la profesión de la arquitectura podría obviar muchos de estos saberes (propios de la práctica profesional y el debate intelectual), ya que la habilitación se alcanza mediante un ejercicio de estilo estrictamente basado en las reglas del difuso campo de la proyectación arquitectónica y en el que la ciudad quedaría reducida a un campo de juego de geometrías que violentar. 

El libro, sin que parezca proponérselo explícitamente, toma posición en el debate sobre los límites de la arquitectura y el proyecto arquitectónico, ampliando su campo a la ciudad, pero no mediante una llamada a la ‘recreación creativa’ o a la ‘reconstrucción formalista’ de la ciudad existente, sino desde el campo de la intervención sobre la ciudad real, contextualizada a través de su realidad socioeconómica y apoyada en la memoria histórica, elevando ambas a la función de elementos generadores de la solución espacial, gracias a la utilización de las herramientas propias de la práctica urbanística. Escoger el Barrio de San Pablo (conocido popularmente como El Gancho), que forma parte del distrito del Casco Histórico de Zaragoza, es un reto muy interesante en un momento en el que la recuperación de la ciudad existente se ha convertido en el tema principal del debate político y profesional, en el que el sistema inmobiliario cree haber encontrado una salida a la crisis del sector de construcción (fruto del periodo expansivo de la ‘burbuja inmobiliaria’) en la rehabilitación, entendida ésta sólo como motor de una actividad económica que sustituya a la actividad de obra nueva, que necesita de un proyecto en el que la regeneración urbana estaría dirigida a la creación de valor a costa de la expulsión de las poblaciones y actividades de menor renta y en el que la arquitectura se utilizaría como significante del nuevo valor de cambio. 

La elección del barrio de San Pablo aumenta el interés de la reflexión realizada, ya que al tratase de un barrio ‘popular’ no es posible aplicar en él, en exclusiva, las políticas inmobiliarias que buscan la resolución de los problemas mediante un incremento del valor que solo puede ser conseguido mediante la expulsión de la población existente y su sustitución por otra de mayores rentas. Ni los textos teóricos que el volumen incluye, ni los proyectos en él publicados eluden la realidad de la historia y las raíces del barrio. Por el contrario, buscan apoyarse en ellos para realizar un conjunto de intervenciones urbanas con capacidad de articularse en un auténtico proyecto de ciudad: desde la introducción de Javier Monclús sobre “Regeneración Urbana Integrada”, que justifica conceptualmente los objetivos del taller del máster y el contenido del libro, al texto de Massimo Fortis “Observaciones elementales sobre el lugar”, que reconstruye y recupera antiguos caminos de encuentro entre la arquitectura y el urbanismo que deben ser de nuevo recorridos en un momento de crisis profesional y urbana; pasando por el resto de textos, que van desde el relato de los sucesivos planes de reforma urbana, propuestos y/o desarrollados (R. Lampreave y C. Díez), a la descripción del estado de las viviendas de Juan Rubio y Sergio García, que sitúan la base del auténtico problema de la rehabilitación en los centros históricos, en cómo mejorar las condiciones de vida sin perder sus raíces ni expulsar a sus habitantes. 

El libro se completa con los proyectos realizados en los distintos talleres del máster bajo la tutela de un plantel de jóvenes profesoras y profesores. En ellos los alumnos desarrollan un conjunto de propuestas que podrían ser la base de un proyecto de Regeneración Urbana Integral. Proyectos posibles, proyectos basados tanto en el conocimiento de las bases socioeconómicas de la población como en la historia y en el conocimiento del lugar. Proyectos que, lejos de concebirse como ‘trasgresión creativa’ de los patrones existentes, parecen desarrollarse como una evolución fruto del respeto y del conocimiento de una ciudad sobre la que se lanzan nuevas e interesantes propuestas de regeneración y en la que las nuevas necesidades e imaginarios se podrían desarrollar de forma fértil.

ISSN versión impresa: 2341-0531 / ISSN versión digital: 2387-0346. Copyright © 2016 ZARCH. Todos los derechos reservados